¿Por qué tu empresa se llama como se llama?

¿Por qué tu empresa se llama como se llama?

Nombrar un emprendimiento, negocio, empresa siempre es complicado.

Se nos pueden ocurrir muchas cosas, muchos sustantivos, palabras relacionadas e incluso a veces se cree que quedarse con el mismo nombre del giro comercial soluciona el problema, pero ¿eso es realmente el nombre? ¿Transmite todo lo que soy como empresa?

El naming es un proceso laborioso, complicado, de pensar y pensar, y pensar, y seguir pensando, ¿Qué quiero transmitir?, porque es así como empezamos la conceptualización de nuestra marca, no solo necesitamos un nombre atractivo, fácil de recordar, que comience con letras fuertes y todas aquellas cosas que leemos o escuchamos de “gurús” del marketing.

Es más que solo un nombre “atractivo”, no lo dejamos de lado, claro está, pero no lo es todo, nuestro emprendimiento o negocio tiene una historia, muy seguramente, de como surgió la idea, de los socios, o de ti como emprendedor o emprendedora y también de la historia de tu producto o servicio a través de los años, de la industria y claro, por qué no, palabras clave.

Para comenzar debemos recolectar toda la información disponible de aquella marca, empresa o negocio, por mínima que creas que sea, como ya lo mencionamos, toda la información de antecedentes, la misión, visión, los valores con los que se rige, objetivos, filosofía, y todo eso hacer una mezcla para sacar una jugosa gran idea o big concept.

Y, después de eso ¿Qué sigue?, es importante contar con un este concepto creativo detrás del nombre, es como cuando te preguntan, ¿por qué tus papás te pusieron ese nombre? Apoco no es más interesante contar la historia de aquel grupo musical que les gustaba o aquella tarde en la que vieron algo que tienen que ver contigo, que simplemente decir… Ah, porque les gustó, lo mismo sucede con tu nombre, que aunque tal vez pocas personas te pregunten realmente que significa es la base para desarrollar toda la conceptualización de tu marca, naming, tono de comunicación y hasta la parte gráfica que identificará tu negocio.

Elegir un nombre no solo dependerá de si te gusta o no te gusta, hay ciertas reglas no escritas, pero casi casi, que debemos seguir, como hacer búsquedas en la institución de registro para conocer su disponibilidad, sin embargo, si después de ese proceso el nombre aún se considera viable, es importante realizar los trámites necesarios para ahora si poder decir, por qué tu empresa se llama como se llama y además decir que es totalmente tuya.

En CC2MÉXICO podemos asesorarte, creemos juntos la conceptualización de tu marca y aprópiate 100% de ella.

Karen Vazquez

@vaherkaren

Leave a Comment

MENU CONTENT