Investigación de mercado, tan importante como una vacuna.

Investigación de mercado, tan importante como una vacuna.

A lo largo del tiempo, las empresas han realizado diversas estrategias para comercializar y dar a conocer sus productos o servicios.

Desde sus inicios y hasta volverse gigantes emporios internacionales, sin embargo, estas estrategias surgieron a través de hacer una investigación previa, la denominada “investigación de mercado”.

Las investigaciones pueden ser de diversos tipos, no solo de mercado, tomemos el ejemplo del COVID-19, los laboratorios BioNTech y Pfizer crearon la vacuna contra el coronavirus, pero ¿cómo demostrar que funcionaba? Simple, una investigación, realizar pruebas en laboratorio para después buscar voluntarios en los cuales aplicarla y medir su efectividad, y una vez teniendo los datos necesarios procedieron a producirla en masa, exactamente lo mismo ocurre con las investigaciones de mercado, las empresas de cualquier tamaño tienen la necesidad de conocer a qué mercado se dirigen, cuál es el comportamiento de su público, si su producto o servicio es atractivo y sobretodo validar que las acciones que realicen vayan de acuerdo al mismo.

Existen dos tipos de investigaciones de mercado que son:

  • Estudio cuantitativo
  • Estudio cualitativo

 El primero como su nombre lo indica, nos permite obtener información estadística de aspectos que se desean conocer, por ejemplo, la frecuencia de consumo de una marca de refresco, mientras que la cualitativa nos sirve para saber qué está motivando a una persona a comprar ese refresco, qué le gusta o disgusta de este, su experiencia y opiniones sobre el producto y también de la marca.

Ahora bien, ¿Cuándo necesito realizar una investigación de mercado?

Es necesario que lo hagas cuando quieres validar tu propuesta de valor, reafirmar tu mercado, lanzar un nuevo producto, medir el impacto de las acciones que ya han realizado, cuando quieres renovar tu marca, para validar una hipótesis, etc.

Siempre y cuando tengas bien definida la problemática que quieres resolver con la información que obtengas debes realizar el estudio de mercado.

Pero mucho ojo, debes estar preparado para conocer los resultados sin generarte expectativas, porque puedes pensar que tu refresco es el mejor del mundo para los adolescentes, que a ellos les gusta el sabor que tiene y que lo consumirán con gran frecuencia, que tu marca es la mejor y que tu propuesta es única, pero al momento de obtener los resultados, resulta que no es así, que prefieren otra marca por encima de la tuya o que ni siquiera te conocen, incluso que quienes lo toman son de otro rango de edad.

Te van a dar sorpresas, algunas más gratas que otras, pero recuerda que todo siempre es para mejorar, así que si estás listo puedes buscar la ayuda de un profesional para realizar tus estudios de mercado.

Teresa Cruz

@Teshacm

Leave a Comment

MENU CONTENT